Tags

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

No recuerdo de dónde saqué la idea de leerme esta novela, creo que la vi anunciada en las ofertas diarias de Amazon Kindle. Antes de contaros mi opinión al respecto y siguiendo la costumbre, os dejo con la portada y el argumento:


9788408156406

Mientras Nico, antaño un joven escritor de éxito, trata de arreglar la vida de los que le rodean, la suya va cayendo en un pozo del que cada día le resulta más difícil salir: hace años que no escribe, acaba de mudarse a una polvorienta buhardilla parisina y para conseguir un dinero extra trabaja en el metro de París.
Sus inesperados nuevos amigos y el dibujo abandonado por una chica misteriosa en los túneles del metro serán los detonantes para que Nico decida, por fin, dejar de preocuparse por el bienestar de los demás y acometa la tarea de su vida: alcanzar su propia felicidad.
El nombre propio de la felicidad es un cuento de hadas contemporáneo con un protagonista honesto, inocente y optimista que adorarás desde la primera página.


Dejadme que os diga antes de nada que eso de adorar al protagonista desde la primera página… es un chiste, al menos bajo mi punto de vista, porque para mí, el tal Nico es lo peor de la historia: la repelencia personificada, y si me permitís la grosería, un tipo tremendamente hostiable. Eso no quita en absoluto que la novela me gustara, porque disfruté leyéndola y me la terminé en un santiamén.

Si os gustó Amélie, os recomiendo sin dudas este libro. Tiene el mismo componente entre romántico, triste y pintoresco de la película, aunque (a riesgo de sonar repetitiva) el “héroe” no es en absoluto tan adorable como el personaje interpretado por Audrey Tautou. La otra protagonista (la chica misteriosa del metro), que tiene en común con Nico la personalidad irritante, la toma de decisiones absurdas y el infantilismo, no me cayó demasiado bien tampoco. De hecho, a lo largo de la novela dan ganas de sacudirlos a los dos para que espabilen, parece como si compitieran por ver quién toma la decisión más estúpida, pero aún así, hay que reconocer que la trama es bonita.

No sé a vosotros, pero a mí esas historias en las que alguien se enamora de otra persona sin saber quién es ni tener modo de encontrarla después… me parecen preciosas e intrigantes a partes iguales. Por eso soy fan de libros como Contra el viento del norte de Daniel Glattauer o Enlazados de Rainbow Rowell, que casi seguro reseñaré algún día por aquí.

En El nombre propio de la felicidad, el protagonista, un joven llamado Nico que vive en París, se enamora de una chica que ve siempre en el metro. La particularidad es que la descubre a través de las cámaras de seguridad, puesto que trabaja como vigilante. A partir de ese momento, comienza a obsesionarse con ella: se pregunta cómo se llamará, qué significado tendrán esos dibujos que tira a la basura, de dónde será… e irá tratando de hacer averiguaciones al respecto. No digo más que no me gusta hacer spoiler, y creo que lo interesante es que vosotros mismos descubráis la historia.

Llamadme enamoradiza (o tal vez psicópata), pero soy propensa a que me pasen cosas parecidas, y me parece algo muy emocionante. Esa persona que ves todos los días en el metro o el autobús, ese desconocido de tu clase de inglés, ese compañero de tu empresa que trabaja en otro departamento y te cruzas en la cocina… A veces un gesto, una sola mirada, la forma de sonreír de una persona o de moverse, cualquier tontería puede desencadenar toda una obsesión, y como el protagonista de esta novela, en mi caso no suelo parar hasta averiguar quién es o buscar la manera de conocerle.

La historia tiene partes un poco cursis o exageradas, pero hay que tener en cuenta que se trata de literatura romántica, bastante naïve, de ese tipo que no te cambia la vida pero te entretiene durante unas semanas o escasos días, como en mi caso. Además, no se centra exclusivamente en la historia de Nico, sino que te habla de otros personajes que le rodean y sus vidas, de forma que sea fácil identificarse con sus problemas: separaciones con hijos de por medio, problemas económicos, enfermedades graves, relaciones abusivas, estrés laboral, homosexualidad, depresión… La historia conjuga el humor y el drama, todo un poco salpicado de rosa, no os lo negaré, pero aun así es interesante y creo que vale la pena leerla, sobre todo si pecáis de hopeless romantic como yo.

No es una novela demasiado larga pero tampoco excesivamente corta (según Amazon tiene 368 páginas, yo como leo en versión eBook a veces me cuesta más darme cuenta), y no pierde fuelle ni un segundo. A mí la verdad es que las historias paralelas, si bien como he dicho las veo bien para tratar más temas y rellenar un poco, no me atrajeron tanto como la principal. Dentro de los distintos personajes tenía mis preferencias, con lo cual unas historias me interesaban más que otras. En todo caso, está todo bien montado y en ningún momento resulta aburrido ni desvía la atención de la trama principal.

Comentar asimismo que el libro está plagado de detalles bastante adorables, como el pueblo de origen de Nico, donde cada casa se distingue por estar pintada de un color distinto. Así, en lugar de una calle y un número, para dar su dirección solo tienen que decir el color de su casa. También me gustó mucho el tema de los cuentos infantiles que escribe Nico y la descripción de los dibujos de la chica misteriosa, así como su forma de vestir. Siempre aprecio las historias en los que se da importancia a detalles como la ropa.

No os pego más el rollo. Mi valoración final de la novela es un 8 sobre 10: no realmente por la calidad de la obra a nivel literario, sino porque es bonita y me entretuvo. Creo que debería leer más historias con esta clase de fantasía e idealismo romántico, pues la vida ya está bastante llena de horrores (y tanto leer thrillers sobre asesinatos espantosos me va a pudrir el cerebro).

¿Y vosotros? ¿Os habéis enamorado alguna vez de un desconocido? ¿Habéis hecho algo por conocer a esa persona misteriosa?

Dejadme un comentario si queréis compartir vuestra experiencia, si también habéis leído el libro o simplemente si os ha gustado esta reseña 🙂

Advertisements