Tags

, , , , , , , , , ,

Este libro lo encontré hace poco yendo de caza por el FNAC, me explico. De vez en cuando, si no sé qué leer a continuación o veo que me estoy quedando sin opciones, voy al FNAC, me paseo mirando libros y “cazo” los que me interesan: hago una foto de la portada y lo busco más tarde en versión eBook. Antes de seguirme enrollando, os dejo con la portada y el argumento:


la-chica-de-antes-jp-delaney

La oportunidad de vivir la vida perfecta… Pero ¿a qué precio?

¿Y qué le pasó a LA CHICA DE ANTES?
Todo lo que tienes, antes fue de ella.

El adictivo thriller que dará que hablar en 2017.

Por favor, haga una lista con todas las posesiones
que considere imprescindibles en su vida:
…………………………………………..
…………………………………………..
….. ………………………………………

Es una casa espectacular. Elegante, minimalista. Toda ella respira buen gusto y serenidad. Justo el lugar que Jane estaba buscando para empezar de cero y ser feliz.

Aunque lo extraordinario es que se la ofrecen por un alquiler irrisorio. Solo tiene que completar un peculiar formulario de solicitud y aceptar sin condiciones las reglas impuestas por su propietario y creador, un enigmático arquitecto.

Al poco de instalarse, Jane descubre que algo le pasó allí a la inquilina anterior, Emma. Y empieza a preguntarse si no estará repitiendo las mismas elecciones, los mismos errores, las mismas sospechas que la chica de antes.

¿Qué estás dispuesto a aceptar para poseer lo que nunca imaginaste?


Creo que una de las cosas más odiosas de los best-sellers, por no mencionar su dudosa calidad (no garantizada por el éxito comercial, sobre todo teniendo en cuenta que la sociedad no es más que un rebaño de ignorantes) son esos encabezamientos tan rimbombantes que insertan con calzador antes del argumento o en la contraportada (de hecho, he recortado todas las frases ridículas de críticos literarios que venían después). Pese a todo, me atrapó el argumento de la novela y decidí darle una oportunidad. ¿Mis impresiones…? A ver, por partes.

No es un mal libro. Sabe llevar bastante bien la historia, el constante ir y venir entre el pasado y el presente no agota ni confunde como en otros casos (este, sin ir más lejos) pero a la novela le falta algo. La verdad es que (pese a que no quería dejarme atrapar por el susodicho eslogan repelente) me esperaba más. Qué exactamente, no lo sé, pero al terminar el libro me quedé un poco como… ¿y ya está?

Por otro lado, y sin haceros spoiler, considero que la autora abusa un poco de los giros inesperados, de los bruscos cambios de personalidad en personajes que creíamos tener calados, y que vuelven la historia un poco inverosímil. Sobre todo en la parte del presente. Digamos que en apariencia tú estás convencido de que te lo están mostrando todo, y luego resulta que incluso las protagonistas (Emma en el pasado, Jane en el presente) se guardan ases en la manga. Tal vez a los críticos u a otros lectores les parezcan refrescantes estos golpes de efecto, pero a mí (llamadme escéptica) me desconciertan y en cierto modo me cabrean, porque siento que me han vendido una cosa que al final ha resultado ser otra muy distinta. Pero bueno, esa es mi opinión personal.

Eso sí, la descripción de la vivienda y sus múltiples funciones me pareció fascinante. En cierto modo, me recordó a alguna novela de Stephen King, ese concepto tan siniestro de que una casa pueda tener en cierto modo una personalidad: ser malvada, retorcida, querer torturarnos. En este caso no entra en juego la fantasía, es completamente realista, y el tema no es otro que el de la maldad humana, pero aún así me pareció que la historia guardaba reminiscencias con el famoso escritor de terror.

También me gustó el aspecto obsesivo del personaje del arquitecto, me resultó fascinante y terrorífico al mismo tiempo. Lo peor es pensar que realmente existen personas así. Hablando de personajes, y a riesgo de repetirme, debo subrayar de nuevo mi absoluto desencanto con las dos protagonistas. Me parecen los personajes más sosos y poco creíbles de la novela, cuando precisamente deberían ser los más interesantes. Emma todavía tiene una cierta gracia por su histrionismo, esa mezcla de locura y fragilidad que le dan un punto humano al personaje, pero Jane me resulta aburrida hasta la náusea. No acabo de entender por qué la escritora creó un personaje tan vacío, que resulta todavía más chocante si lo comparamos con personajes tan ricos en matices como el arquitecto o Simon, el novio de Emma (la chica de antes).

Mi nota final es un 7 sobre 10. No está mal, y disfruté leyéndolo en su justa medida, pero tampoco me parece que merezca tanto bombo y platillo. Por lo que he leído, van incluso a hacer una película… Desde luego, hoy en día no hay como caer en gracia para acabar hasta en la sopa. Como la novela tampoco es de una gran calidad, esperemos que la película no sea mucho peor…

Advertisements