Tags

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Este libro me llamó la atención por el título (adoro los barcos) y fue un gran acierto porque me ha encantado. Lo cierto es que solo de ver la editorial (Salamandra) sentí buenas vibraciones, dado que es la misma de Harry Potter 🙂 Pero antes de nada, y siguiendo con la costumbre, os dejo con la portada y el argumento:


9788498387964

La invitación a un crucero de lujo, que zarpa de Londres rumbo a los fiordos noruegos, es como un sueño hecho realidad para Laura Blacklock, una joven periodista en horas bajas. La oportunidad es doble: no sólo podrá contemplar la maravillosa aurora boreal, sino que se codeará con gente influyente que podría ayudarla a reconducir su carrera profesional.

Los primeros compases de la travesía discurren conforme a lo previsto: el ambiente del barco es suntuoso, el servicio, de primera categoría, y el pasaje derrocha elegancia, simpatía y dinero. Sin embargo, todo cambia cuando, una noche, un grito aterrador despierta a Laura, quien, estupefacta, observa cómo el cuerpo de una mujer cae al mar desde el compartimento contiguo.

Al dar la voz de alarma, la tripulación le asegura que el camarote número 10 siempre ha estado vacío y que no falta ningún pasajero a bordo. Así, con creciente inquietud, Laura comprueba que… nadie le cree. Y lo peor no es que se sienta sola y aislada, sino que una serie de extraños acontecimientos la convencen de que ella puede ser la próxima víctima.


Comienzo a pensar que voy al revés del mundo, porque hurgando por Internet en busca de la sinopsis, he topado con varias críticas bastante negativas sobre este libro. Mi caso es todo lo contrario, y quizá sea en parte por ese amor naval que os comentaba, pero a mí me ha encantado. Siempre me ha fascinado ese aire decadente y suntuoso de los cruceros de lujo, me recuerda a la serie de mi infancia Vacaciones en el mar (aunque lo cierto es que no recuerdo haber visto un solo episodio) o a la película de Titanic, que no sé cuántas veces vería de niña/adolescente. Para mi desgracia, jamás he realizado ningún crucero “de verdad”: los pocos barcos en los que he subido han sido los típicos que recorren el río de alguna ciudad, pero me encantaría participar en uno del estilo del libro, más por la experiencia en el barco en sí que por otra cosa.

La novela introduce una serie de elementos que, ya incluso antes de que suceda nada extraño, arrojan un halo de misterio: la atmósfera fría y neblinosa, el entorno aislado (por el hecho de estar en medio del mar), el hecho de que no funcione el WiFi ni haya red móvil, de modo que la protagonista se ve incapaz de comunicarse con sus seres queridos… También me parece un acierto introducir una especie de “susto” nada más empezar la novela (a Laura le sucede algo, pero no os desvelaré el qué), puesto que incluso antes de subirse al barco, la chica ya está nerviosa y asustada.

Otro detalle que me encantó y crea un clima inquietante es la actitud de los trabajadores del barco, que parecen robots, e incluso el lujo exagerado del navío, como el detalle de una lámpara de araña demasiado deslumbrante que en varias ocasiones está a punto de provocar que la protagonista se caiga. Son todo elementos desconcertantes, que propician un entorno en cierto modo hostil.

También me gustan mucho estas típicas historias de suspense en las cuales pasa algo raro, pero imposible de demostrar horas después, con lo cual parece que la protagonista se lo haya inventado todo y esté loca. Sobre todo porque le da un aire más conspiranoico a todo, te preguntas si los demás no la creen realmente o si tal vez tienen interés en encubrir la verdad.

Ya que llevo rato mencionando detalles sobre Laura, debo decir que no me gusta para nada el personaje. La veo poco profesional, bastante idiota (hay muchos momentos, sobre todo cerca del final, que te quedas un poco como… pero ¿tú eres tonta o qué?) y caótica. No parece una mujer en torno a la treintena, carece de todo sentido de responsabilidad y su adicción al alcohol es lamentable. Eso por no mencionar su alergia al compromiso y su falta de personalidad: la tía es de lo más soso que hay. No estamos ante un personaje bien trazado: al margen de sus adicciones, su problema de insomnio y un breve esbozo de sus ambiciones laborales… no sabemos gran cosa de ella, de sus gustos o su carácter. Pese a ser la protagonista, resulta un personaje plano, igual que los secundarios, de los cuales tampoco conocemos demasiados detalles. Quizá es lo único de lo que cojea la historia, por lo demás impecable bajo mi punto de vista.

Las críticas acusan al libro de ser predecible o de ser un calco de La chica del tren. En este caso, sí que es cierto que hay algunas similitudes: la protagonista, Laura, es una chica depresiva/adicta al alcohol, pero aparte de eso, no veo tanta semejanza. Quizá en el tipo de historia, en el hecho de que el relato no sea lineal (se van intercalando noticias y comentarios en Facebook/email de amigos), pero no hay tantos cambios de narrador como en el caso del La chica del tren, lo cual también ayuda a que la novela sea más comprensible.

Con respecto a si es predecible o no, a mí no me dio esa impresión en absoluto, de hecho me sorprendió mucho el desenlace. Siempre comento que estoy acostumbrada a leer novelas de suspense, con lo cual es difícil que un final me parezca a un mismo tiempo verosímil e inesperado, pero creo que la autora lo logra con creces. Sí que es cierto que algo que sucede en las últimas páginas me dejó descolocada y hubiera preferido más aclaración, pero entiendo que la escritora quiso dejar el final un poco abierto. He leído gente por Internet diciendo que habría una segunda parte, pero no he logrado encontrar datos fiables que lo confirmen, así que tocará esperar. En cualquier caso, la haya o no, a mí el final me parece muy bueno.

Un detalle curioso es que la escritora es Ruth Ware, de quien recientemente leí otro libro, En un bosque muy oscuro, cuya reseña podéis encontrar AQUÍ. La verdad es que hasta terminar la novela no me di cuenta de que ya conocía a la autora, y debo comentar que esta me ha gustado muchísimo más. De hecho, si consultáis la otra reseña veréis que tan solo le di un 6 de nota.

En este caso, considero que La mujer del camarote 10 se merece un 8 sobre 10, y os la recomiendo de corazón, sobre todo si os gusta la intriga y los cruceros de lujo, aunque solo sea sobre el papel.

¿Alguno de vosotros ha leído este libro? ¿Lo veis una copia de La chica del tren u os parece demasiado predecible? Si tenéis cualquier cosa que decir, dejadme un comentario aquí debajo:)

 

Advertisements