Tags

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No logro recordar si encontré esta novela escarbando en los últimos lanzamientos de alguna librería o rebuscando por Internet, pero en cualquier caso, el argumento me llamó poderosamente la atención, pues siempre me han gustado los triángulos amorosos. ¿Le echamos un vistazo? Solo tenéis que seguir leyendo…


9788491046899

David y Adele parecen una pareja ideal. Él es un competente psiquiatra y ella la esposa perfecta que le adora. Pero ¿por qué él es tan controlador? Y, ¿qué es lo que oculta ella? A medida que Louise, la nueva secretaria de David, entra en la órbita de la pareja, en vez de hallar respuestas se va encontrando con preguntas cada vez más inquietantes. Lo único que está claro es que en este matrimonio hay algo peligroso. Pero Louise no se imagina hasta qué punto es así, y hasta dónde puede llegar alguien para proteger sus secretos.


Os diré de entrada que para que Detrás de sus ojos os guste, deberéis conceder a la escritora ciertas licencias, y es que esta abusa un poco de la credibilidad del lector. La novela incluye toques fantasiosos de tinte onírico que en ocasiones van un poco demasiado lejos. También se da el típico caso de que “el malo” parezca omnipresente y omnipotente: está siempre en todas partes, todo lo ve y todo lo controla. Por ello, la novela acaba resultando inverosímil y surrealista, pero es lo bastante interesante para que pasemos dichos detalles por alto.

El libro nos cuenta la historia de dos mujeres: por un lado, tenemos a Louise, la secretaria de David. Se trata de una mujer divorciada con un niño pequeño, bastante frustrada de sus relaciones con los hombres y de la vida en general, atractiva pero con cierto sobrepeso, una especie de Bridget Jones.

Por otro lado, tenemos a Adele, la esposa de David, en apariencia la mujer perfecta: delgada, tan guapa que parece modelo y, para colmo, una amiga excelente, o eso piensa Louise al conocerla. Adele solo tiene un problema… y es que es la mujer del hombre del que Louise se ha enamorado: su jefe, David, con el que empieza una relación extramarital que poco a poco la atrapará en una espiral de secretos y mentiras. Sobre todo porque se verá incapaz de tomar una decisión y cortar con uno de los dos para ser justa con el otro.

La estructura de la novela es un poco confusa, dado que presenta tres perspectivas: Louise y Adele en el momento presente (con capítulos individuales para cada una) y Adele en el pasado, durante los años que pasó ingresada en una institución mental tras el incendio que destruyó su casa, mató a sus padres y estuvo a punto de acabar asimismo con su vida. Sin embargo, tuvo la suerte de ser rescatada por David, que entonces aún no era su marido sino su prometido, aunque queda poco claro cómo este supo que se hallaba en peligro, pues sucedió en mitad de la noche mientras ella y sus padres dormían. Incluso la policía le estuvo investigando para descartar que hubiera podido ser el autor de los hechos, dado que según sus pesquisas, el incendio fue provocado.

Los capítulos se separan con el título de “Antes” y “Después” para que nos sea más fácil comprender en qué momento estamos, y también están narrados desde distintas perspectivas. Así, en el presente, tanto Louise como Adele narran en primera persona, mientras que en el pasado, la historia se nos narra en tercera, desde un punto de vista de observador externo. Como decía, al principio puede resultar un poco confuso, pero enseguida se aclara y resulta interesante ir obteniendo poco a poco fragmentos de información sobre lo que sucedió en el pasado y sobre el secreto que David y Adele comparten.

Al margen del amor enfermizo y las adicciones, en el libro se trata el tema de los terrores nocturnos y los sueños lúcidos, por eso os comentaba al principio que puede resultar algo fantasioso o irreal. No hay que olvidar que es una obra de ficción, aunque la escritora se pasa un poco, sobre todo al final. Aun así, me gustó bastante, dejando de lado lo exagerado y lo absurdo que resulta. Daría pie a escribir una segunda parte, aunque a lo mejor acabaría volviéndose algo cansino todo.

La novela también trata de cómo nos dejamos llevar por la apariencia de las personas, en cómo asumimos que un matrimonio funciona basándonos en cómo sus integrantes se comportan delante de la gente, sin sospechar que las cosas pueden cambiar mucho a puerta cerrada, o de lo que puede haber tras el aspecto angelical de una cara bonita. Por culpa de la superficialidad que impera hoy en día en nuestra sociedad (o quizá sea un aspecto inherente al ser humano), resulta difícil de creer que una persona bella y simpática pueda ser la careta de un monstruo psicópata, de alguien que padezca problemas mentales.

Otros temas incluidos asimismo en la novela serían la amistad entre mujeres y la fascinación que sienten las unas por las otras, así como los extremos hasta los que estamos dispuestos a llegar por amor, un tema que me resulta especialmente atractivo y con el cual me identifico.

Como nota final le doy un 7 sobre 10, le he restado unos puntos por su disparatado desenlace y por el tema de la omnipotencia/omnipresencia de cierto personaje a lo largo de toda la obra, pero aun así me gustó y os recomiendo que le deis una oportunidad.

¡No olvidéis darle al Like y dejarme un comentario! 🙂

Advertisements