Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tal y como comenté en mi anterior reseña de Care Santos, tras lo mucho que me gustó Todo el bien y todo el mal, estaba claro que mi siguiente lectura sería otra de sus novelas. ¿Queréis saber si me ha gustado tanto como la anterior? Seguid leyendo y lo descubriréis.


 

9788408098768

Toda familia esconde un secreto. La de los Lax, una de las sagas más prestigiosas de la Barcelona de finales de siglo XIX y primera mitad del XX, no podía ser la excepción. Los Lax asistirán al cambio de siglo y a su traslado al por entonces incipiente Paseo de Gracia, desde cuyo palacete modernista serán testigos de la profunda transformación de la ciudad, sus ciudadanos y costumbres, además de su propia familia.

Apasionante y adictiva, Habitaciones cerradas entremezcla misterios familiares y el escenario más seductor: una ciudad cambiante y moderna que explosiona con la llegada de la II República. Un gran fresco histórico y social que, como en La Sombra del Viento o El tiempo entre costuras, engancha y no te suelta.


Esta novela es increíble, os lo digo ya de entrada. La ambientación histórica es excelente, y me quito el sombrero ante el inmenso trabajo que se pegó la escritora para llevarla a cabo. Si bien la mayor parte transcurre en otra época, no resulta casposa ni se hace en modo alguno soporífera, como sí sucede con otros libros del estilo. De hecho, aunque es una época de lo que no sé demasiado más allá de un par de visitas a una colonia industrial y los estudios de mi adolescencia, me atrajo muchísimo tanto la atmósfera como la temática.

Por otro lado, y como ya comenté en la anterior reseña de Care Santos, el hecho de que esté basada en Barcelona inflamó aun más mi interés, y descubrí datos de la ciudad que me eran desconocidos. En suma, se me hizo tan difícil parar de leer que, si bien estamos hablando de una novela larga (unas 500 páginas), si mal no recuerdo, me la ventilé en menos de una semana.

La intriga está muy bien llevada, dado que se combinan diversos momentos históricos que retrasan el momento de averiguar la verdad sobre el interrogante central de la trama. La historia arranca en la mansión de los Lax una familia de la burguesía catalana durante el siglo XIX y primera mitad del XX, cuando la actual heredera, Violeta Lax, una joven experta en arte, se encuentra en compañía de algunos delegados del gobierno para supervisar el proyecto que convertirá la antigua casa familiar en un museo dedicado a su abuelo, un pintor de éxito ya fallecido.

Será entonces cuando, para el horror de los presentes y su más absoluto desconcierto, hallarán por casualidad el cadáver momificado de una joven mujer. El sorprendente buen estado de conservación en el que este se encuentra radica en que ha permanecido casi un siglo entre las cuatro paredes de una habitación oculta, cuya existencia desconocían los actuales propietarios de la casa, al hallarse esta oportunamente sellada con la presencia de un enorme mural que ocupaba la pared entera. Dicho mural es otro de los temas clave de la novela, ya que contiene la pintura más famosa de la celebridad familiar, Amadeo Lax, el pintor que he mencionado antes y antepasado de la actual heredera. La pintura retrata a la misteriosa Teresa Lax, esposa del artista, quien se dice le abandonó para fugarse a Nueva York con su amante, trauma que el artista jamás superó.

Así pues, el interrogante principal es… ¿quién es el cadáver que ha permanecido oculto durante más de 70 años?

No es este el único rompecabezas de la novela, pues siendo fiel a la realidad, la historia no empieza con el hallazgo de la fallecida, sino con la misteriosa carta que la protagonista, Violeta, recibe por parte de una mujer italiana. Esta le explica que, pese a no conocerse de nada, su abuela le ha dejado algo en herencia tras su reciente muerte, y la invita a reunirse con ella y su madre en su casa cercana al lago Como, en Italia. No recuerdo si en la misiva ya le especifica en qué consiste dicha herencia, pero no diré nada para no arruinaros la sorpresa.

La novela presenta una estructura muy curiosa, que a mí fue de las cosas que menos me convencieron. Para empezar, hay un vaivén frenético de épocas, y es que se nos van presentando los distintos momentos de las vidas de los protagonistas sin orden ni concierto, con lo cual al final, uno se arma un lío tremendo. La mitad del tiempo yo no me acordaba de qué sucesos habían tenido ya lugar y cuáles todavía no, dudaba de la edad de los personajes, etc., puesto que, aunque cada capítulo viene encabezado por el año, es difícil acordarse de todo en una franja que va desde finales del siglo XIX hasta la década de 1930. Además, no olvidemos que esto se va alternando con el presente con el descubrimiento del cadaver y la recepción de la enigmática carta de los que os hablaba en las primeras líneas aunque es verdad que esto no confunde tanto, puesto que está muy separado en el tiempo.

Al margen de los embarullados saltos temporales, la novela no sigue un patrón fijo de narración normal y corriente: las partes del presente se nos introducen mayoritariamente en formato epistolar, bajo la forma de una serie de emails que Violeta Lax intercambia con distintas personas, en esencia su madre y la desconocida mujer italiana que mencionaba más arriba.

Los personajes poseen una riqueza exquisita, están llenos de matices y cada uno contiene en sí mismo todo un universo, con lo cual resulta fácil diferenciarlos y empatizar con ellos. Es importante mencionar esto, dado que puede resultar descorazonador que la obra empiece ya con una lista interminable de ellos, presentados de forma alfabética como en las obras de teatro, aunque con una descripción bastante más larga. Como es lógico, en cuanto vi la longitud de la lista, desestimé la idea de leérmela de entrada, pues me echaba un poco para atrás, incluso llegué a preguntarme si debería seguir adelante con la novela. Luego, al avanzar en la lectura e ir apareciendo los distintos personajes, me resultó muy útil poder volver atrás y consultar datos sobre ellos. Os aclaro de entrada que no hay spoilers en sus mini biografías, así que podéis consultarlas sin miedo. Otro detalle muy acertado es el hecho de subrayar aquellos que existieron realmente, pues en la obra estos se mezclan con aquellos de ficción, inventados por la escritora.

Dos personajes clave en la historia son Violeta y Amadeo Lax, y aunque ninguno me cayó bien, creo que ella no está en absoluto a la altura de la riqueza literaria de su antepasado. Se trata de una mujer frívola y bastante poco creíble como personaje (la única que me lo pareció), muy especialmente si analizamos la forma en la que habla con su madre en los emails que ambas se escriben. En suma, de los personajes más repelentes con los que me he encontrado en los últimos tiempos. No empaticé con ella para nada, ni tampoco con su familia (el padre, simplemente terrible).

En cuanto a Amadeo, me resultó un personaje impecable gracias a su profusa riqueza interior. Se trata de un hombre con graves problemas psicológicos: debilidad de carácter, abuso de poder, falta de empatía (cercana, diría yo, a la psicopatía en muchos momentos) que se manifiestan ya desde niño, al margen de que el tipo es un machista y un bravucón repugnante. No obstante, me gustó en el sentido de lo real que parece, así como la abundancia de rasgos de carácter presentes en él. La escritora realizó un trabajo asombrosamente concienzudo a la hora de crearlo. Solo me chirrió cierta forma de comportarse hacia el desenlace de la historia si bien os hablo de algo que sucede en el pasado, pero me temo que no puedo hacer comentario alguno al respecto, puesto que os destriparía la historia por completo.

Como nota final, le doy a esta novela un 8 sobre 10, y os la recomiendo si os gustan las sagas familiares con dosis de intriga, los flashbacks temporales y la atmósfera de la España de principios de siglo, especialmente en la ciudad condal.

 

¿Alguien más ha leído Habitaciones cerradas, o tal vez alguna otra de las novelas de Care Santos? ¿Os atraen los thrillers históricos? ¿Qué pensáis de los personajes principales?

Espero vuestros comentarios y, por supuesto, los “Me gusta” si habéis disfrutado leyendo esta reseña.

Anuncios