Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Desde el primer momento en que vi publicidad de este libro en el Instagram de Planeta de Libros, confieso que sentí la imperiosa necesidad de leerlo. ¿Que por qué…? Echadle un ojo al argumento y decidme si no os hace comenzar a soñar desde el primer segundo, con esa atmósfera de cuento de hadas gótico.

Luces, cámara… ¿comenzamos?  🙂


Blanca Oliveira pronto se arrepentirá de haber regresado al caserón familiar del monte Abantos donde hace trece años desapareció su hija Alba sin dejar rastro.

A los pocos meses de instalarse allí con Ricardo, su nuevo marido, y las dos hijas que le quedan, desaparece otra de ellas. La historia se repite: la edad de las niñas, el inspector de policía encargado de resolver el caso, la única pista, una cinta roja hallada en el jardín, la muerte de un caballo, el cuento de hadas relacionado con la historia de la familia que pesa sobre cada uno de sus miembros como una maldición.

Cristina López Barrio se embarca en una impactante trama coral donde el suspense y la intriga policiaca se entremezclan con el poder de los lazos familiares, la magia de los cuentos de hadas y las trampas de la pasión amorosa.


¿DE QUÉ VA LA NOVELA?

Rómpete, corazón es una historia muy especial, narrada desde el punto de vista de distintos personajes (seis en total), con quienes compartiremos un viaje demencial al interior de la psique humana. El tema central de la novela es la desaparición de Clara, la hija menor de Blanca, una mujer que, años atrás, perdió otra hija en circunstancias idénticas: la edad de la pequeña, el hallazgo de un misterioso lazo rojo, la única presencia de los familiares en la casa en el momento de la desaparición, y la muerte de uno de los caballos de Estela, una anciana excéntrica muy amiga de los Oliveira.

Para desgracia de la familia, la primera niña jamás fue encontrada, ni viva ni muerta. Se trataba de Alba, la hermana gemela de Aurora, quien en el presente está a punto de cumplir dieciséis años y es una adolescente inteligente y despierta, con una vocación admirable por la dirección cinematográfica. Por este motivo, la chica anda día y noche con su cámara a cuestas, y en los capítulos narrados por ella veremos el mundo a través de su óptica, de una forma muy curiosa y original.

Aurora y su hermana Clara (la niña desaparecida) viven con su madre (Blanca) y el marido de esta (Ricardo) en la finca familiar, situada en un entorno rural a cierta distancia de Madrid. Se trata de una gran casa, con torreón de cuento de hadas incluido, que habían abandonado años atrás, y donde el recuerdo de la desaparición de la pequeña Alba aún flota en la atmósfera como una maldición. Ricardo, que no es otro que el tío de los niñas (sí, Blanca se casó con el hermano de su marido después de que este muriera), es un hombre complejo y atormentado por una vida que no siguió el curso que hubiera debido, pues él siempre estuvo enamorado de Blanca, con un amor oscuro y obsesivo, pero fue su hermano quien finalmente se casó con ella, por motivos que iremos descubriendo a medida que avancemos en la lectura.

A lo largo de los capítulos, a través de distintas voces y en diferentes momentos temporales (siempre con la desaparición como punto de referencia), se nos irá desvelando el curso de los acontecimientos en torno a esta segunda tragedia: tanto los hechos previos como los posteriores. Así, poco a poco, iremos acumulando datos sobre los personajes, configurando un enrevesado puzzle que nos invitará a reflexionar sobre quién podría estar detrás de la desaparición de las niñas, y el porqué de ambos sucesos en momentos tan separados y, sin embargo, con idénticos modus operandi.


¿QUÉ ENCONTRAREMOS EN RÓMPETE, CORAZÓN...?

Maldiciones y leyendas, mansiones con un torreón estilo cuento de hadas, niñas desaparecidas, ancianas excéntricas, cartas del tarot, caballos (y un cementerio para ellos con laberinto incluido), amores que matan, relaciones tóxicas, asesinatos jamás resueltos, pasiones asfixiantes…

Imaginad una mezcla entre un cuento de hadas, un mito griego y una novela de Agatha Christie en versión moderna, sazonadlo con unas gotitas de novela gótica… et voilà !


PUNTOS POSITIVOS
  • El personaje de Aurora y cómo describe la realidad a través de las tomas de su cámara: simplemente brillante. Sus metáforas y su forma de expresarse son asimismo maravillosas.
  • La psicología de los personajes es maestra, sobre todo la de Ricardo.
  • Se lee muy rápido, dado que tiene pocas páginas. Normalmente prefiero que los libros sean largos, pero en este caso, la confusa línea temporal agota al lector con bastante rapidez.
  • Las partes que narran la infancia y adolescencia de los personajes ya adultos resultan entrañables. Al lector sin duda le resultará fácil identificarse con ellos y rememorar las suyas propias.
  • La esencia de cuento de hadas que desprenden las páginas de la novela.
  • Siguiendo esta línea, el cuento (o leyenda) relacionado con las Oliveira.
  • El toque extravagante de Estela: su obsesión con los caballos (todos con nombres bíblicos) y el bello cementerio construido en su honor, sus sesiones de tarot, la incongruencia de sus estrafalarios comentarios y desvaríos…
PUNTOS NEGATIVOS
  • Cuesta bastante engancharse al principio, quizá por lo que comento en el punto siguiente.
  • La excesiva cantidad de momentos temporales. No me molesta que sea una novela coral (con múltiples personajes), pero lo de estar todo el rato “1 mes y 3 días antes de la desaparición”, “12 después de la desaparición”, “El día de la desaparición”, etc., me acabó volviendo loca, sobre todo porque como podréis imaginar, no se sigue un orden cronólogico. Me pareció un recurso odioso y que da dolor de cabeza, es humanamente imposible que el lector se haga un esquema claro de los sucesos con semejante lío de fechas.
  • Roger, el policía. En mi opinión, es el peor personaje, y sus aportaciones se hacen aburridas y muy poco útiles. Yo lo habría suprimido como narrador.
  • Ocurre un poco lo mismo con Arturo. En un principio parece que vaya a tener mucha importancia en la historia… pero no es realmente así. Quizá choca ver lo poco que llegamos a conocerle, en comparación con la gran cantidad de detalles que se nos dan de otros personajes más desarrollados, como Aurora y Ricardo.
  • El final me resultó un poco trágico, muy exagerado, y no demasiado creíble, al menos por lo que respecta a Blanca.

CONCLUSIÓN

Como nota final, puntúo esta novela con un 8 sobre 10: a veces, como se suele decir, en el bote pequeño está la buena confitura. Esta novela es corta y se lee deprisa; quizá por ello, se asemeja a los cuentos que leíamos de pequeños: breves… pero intensos.

También he mencionado que el desenlace me pareció trágico e inverosímil, pero una vez más, este es un rasgo característico de los mitos y las leyendas, tal vez para que dejen un mayor impacto en nuestra psique. Y por más que esta historia no sea realmente un cuento de hadas, en cierto modo actúa como tal, y estoy convencida de que su recuerdo perdurá en vuestras mentes con un brillo especial, así como en la mía ha quedado impreso en forma de rastro de purpurina y lazos color sangre, olor a naturaleza, tés especiados y polvorientas cartas del tarot.

Creo que, de algún modo, al rememorar esta novela siempre pensaré en el pelo de Rapunzel cayendo desde su torre; sentiré en mis dedos el afilado roce del huso y las espinas de las rosas de la Bella Durmiente; imaginaré a Orfeo caminando por el Hades, tratando de no girarse a mirar atrás, donde le sigue su esposa Eurídice…

¿Os he convencido? 🙂 Por si aún os quedan dudas, os invito a leer un fragmento AQUÍ.

A N T E S   D E    M A R C H A R O S …

Por favor, si habeís leído esta novela, compartid conmigo vuestros pensamientos, y no dudéis en darle al Like si os ha gustado esta reseña 🙂