El útimo buen beso (James Crumley)

No recuerdo muy bien de dónde saqué la idea de leerme este libro, juraría que en alguna lista de recomendaciones. En cualquier caso, si bien no me ha gustado demasiado, he decidido dejaros mi opinión, dado que es un clásico dentro de la novela negra estadounidense de una cierta época. De hecho, debería haberme investigado más antes de leerlo, porque de saber que era de los 70 y dentro del contexto post-guerra de Vietnam, probablemente no lo habría leído.

Antes de comenzar, echémosle un vistazo, como de costumbre, a la portada y al argumento:


Resultado de imagen de el ultimo buen beso james crumley

C. W. Sughrue -ex oficial del Ejército, alcohólico y mujeriego- representa el arquetipo del investigador privado de la América posterior a la Guerra de Vietnam. De gatillo fácil y escasos escrúpulos, mientras trabaja en un bar de topless de Montana recibe el encargo de encontrar a un escritor en paradero desconocido. Sin que Sughrue lo pretenda, su búsqueda le llevará a interesarse por la desaparición de una joven diez años atrás en San Francisco. Esta nueva tarea, sin embargo, se convertirá en un intrépido viaje a las entrañas de una nación que sufre las consecuencias psicológicas de una guerra, con sus pesadillas y sus sombras aflorando a cada paso.

Con su prosa elegante y un retrato sin concesiones de una sociedad en decadencia, El último buen beso es una experiencia llena de trepidante acción, cruel ironía y crítica brutal al género humano. El sexo, el dinero, la corrupción, la violencia y las drogas se hacen un hueco en una fascinante historia donde lo más importante es dejar atrás el propio pasado.


¿DE QUÉ VA LA NOVELA?

El último buen beso nos habla del detective C.W. Sughrue, un hombre al final de la treintena a quien los excesos con los que trata de llenar el vacío de su vida alcohol, drogas y prostitutas le hacen aparentar diez más. Sughrue es un hombre cínico y extraño, que como él mismo se describe, siempre intenta estar “dos copas por delante de la realidad y tres por detrás de la borrachera”. Un ex militar marcado por los traumas de la guerra de Vietnam que, según la ocasión, puede dar muestras de una crueldad sorprendente y carecer por completo de empatía, como dejarse llevar por arrebatos románticos y convertirse en un ser blando y sentimental.

Pero centrándonos en el argumento de la novela, os aclaro de entrada que no es exactamente como se describe en el argumento, pues la búsqueda de la joven desaparecida se resuelve a mitad del libro, aunque luego la cosa continúa por otros motivos que ya descubriréis. En todo caso, no es un libro fácil de describir pues la trama es bastante caótica, como si el propio autor hubiera estado borracho perdido mientras escribía, y no sigue una estructura clara.

Así pues, para que os hagáis una idea general, Sughrue se dedica a ir realizando trabajillos como detective, en muchos casos para localizar a personas desaparecidas, incluso cuando estas no quieren que se las encuentre. Es el caso de Abraham Trahearne, un escritor de éxito que pasa sus días de borrachera en borrachera, y que entre el alcoholismo, su tóxica relación con las mujeres que le rodean (su madre, ex-esposa y actual mujer, con quienes comparte un rancho) y los traumas que le generó su estancia en la Segunda Guerra Mundial, lleva años sin escribir una sola palabra que valga la pena. El típico poeta famoso de quien las mujeres se enamoran, incluso pese a su mala salud, su aspecto avejentado y su absoluta falta de decencia.

Cuando el detective da al fin con Trahearne, borracho perdido en un bar de mala muerte en mitad de California, un malentendido entre él y varios paletos de pueblo acabará con varios heridos de bala, entre ellos el propio escritor. Mientras espera a que el hombre se recupere de sus lesiones en el hospital, a Sughrue le surgirá de súbito otro encargo: encontrar a Betty Sue Flowers, la hija de la dueña del bar, que desapareció diez años atrás sin dejar rastro.

A partir de ahí, la novela se transforma en un sinfín de viajes por carretera a distintos estados mientras Sughrue va acumulando pistas, entrevistándose con aquellos que conocieron a la joven, entre ellos: su mejor amiga, su ex novio, su antiguo profesor de teatro… Y lo más sorprendente para Sughrue no solo será comprender que todos ellos todavía siguen enamorados de Betty Sue, sino darse cuenta de que él mismo comienza a caer presa de su hechizo, de perder la cabeza por el fantasma de una adolescente que podría estar viva… pero también muerta.

Entre medio de todo esto, nos asomaremos a la vida personal del detective, o mejor dicho, la ausencia de ella, y presenciaremos cómo su improvisada amistad con el borracho del escritor, Trahearne, va afianzándose a medida que vayan pasando tiempo juntos, siempre acompañados del entrañable Fireball, el bulldog adicto a la cerveza.


¿QUÉ ENCONTRAREMOS EN EL ÚLTIMO BUEN BESO...?

Litros y más litros de alcohol, viajes por carretera, borracheras, prostitutas, hippies, drogas, bares cutres, tiroteos, americanadas constantes y mucho cinismo.

Imaginad cualquier novela de Bukowski en versión thriller, con toques de En la carretera de Kerouac e incluso unas pinceladas de la película Algo pasa con Mary (solo por el humor delirante y la obsesión de todos los personajes con una misma mujer) y os iréis haciendo una idea de lo que os espera en El último buen beso.


PUNTOS POSITIVOS
  • Tiene mucho del cinismo y la bestialidad de Bukowski.
  • Hay bastante momentos cómicos a lo largo del libro.
  • Fireball, el bulldog alcohólico, es demasiado adorable para describirlo con palabras.
  • Es un clásico dentro de la literatura de un cierto tipo, y si bien al terminarlo me quedé bastante mosca, con el paso de los días voy apreciando un poco más su valor.
  • El protagonista no cae mal del todo, pese a sus profundos defectos. Incluso Trahearne tiene sus momentos, aunque en menor medida.
  • El estilo road movie del libro es en cierto modo atractivo, no cuesta nada imaginarse la historia adaptada al cine.
  • La investigación en torno a Betty Sue no encierra mucho misterio ni glamour, pero engancha bastante.
PUNTOS NEGATIVOS
  • El final no se entiende bien del todo. Digamos que captaréis por dónde van los tiros, pero después de una trama tan confusa y delirante, yo habría agradecido un poquito más de explicación.
  • La historia se acaba haciendo muy repetitiva: todo es alcohol, viajes por carretera, más alcohol, tiroteos absurdos…
  • Presenta una estructura caótica hasta el mareo, o quizá es que carece por completo de ella.
  • El salvajismo del libro no va mucho con mi personalidad. Quizá los estadounidenses lo pillen más, dado que ven “normal” tener un arma e ir por ahí pegando tiros… pero la verdad es que a mí muchas de las escenas se me indigestaron bastante.
  • Hay momentos en que se hace aburrido, sobre todo por la estructura repetitiva que comentaba más arriba.
  • Llegué a plantearme abandonar la lectura en más de una ocasión, sobre todo por el tedio en algunos pasajes y la trama inconexa.

CONCLUSIÓN

Como nota final, puntúo esta novela con un 6 sobre 10: desde luego, no entra en mi lista de lecturas favoritas, pero se merece más que un aprobado. A diferencia de otras lecturas que tampoco puntué muy alto, esta sí me ha marcado en cierto modo, y está claro que la recordaré con facilidad aunque pase el tiempo.

Si lo vuestro son las historias “bestias” típicamente americanas, con gente pegando tiros sin ton ni son, bebiendo como camioneros y dando tumbos por la vida, o si os interesan los detectives peculiares y el estilo literario de Bukowski… sin duda alguna, disfrutaréis de lo lindo con El último gran beso.

A N T E S   D E    M A R C H A R O S …

¿Vosotros también habéis leído esta novela? ¿Conocíais ya al autor, o quizá habéis leído algo de Bukowski, de un estilo similar? Sea como sea, os invito a que me dejéis un comentario aquí debajo, ¡y no dudéis en darle al Like si habéis disfrutado con esta reseña! 🙂

Un comentario en “El útimo buen beso (James Crumley)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s