Encerrados (Megan Goldin)

El otro día estaba mirando el Instagram de @megustaleer y topé con la sinopsis de este libro. Me pareció de lo más atrayente, pues desde mi punto de vista el tema de los Escape the room es algo fascinante (por desgracia, hasta la fecha solo he hecho uno). Como además llevaba varias semanas sin encontrar nada que me llamara demasiado la atención, en cuanto terminé con el libro que andaba leyendo (él último de la saga Rocco Schiavone) no me lo pensé dos veces y me zambullí de cabeza en esta nueva novela.

¿Os apetece que os cuente lo que me ha parecido?

¡Veamos primero la portada y el argumento!


Cuatro ejecutivos encerrados en un ascensor como si fuera un ejercicio de team building. Un escape room cuyo objetivo es simple: salir con vida…

Vincent, Jules, Sylvie y Sam han llegado a la cumbre de sus carreras profesionales en Wall Street. Invitados por la dirección de recursos humanos a participar en un ejercicio de team building, acuden a un rascacielos vacío ansiosos por conseguir el ascenso prometido al vencedor. Pero cuando las puertas del ascensor se cierran y las luces se apagan, todos adivinan que no se enfrentan a un simple juego. Encerrados y a oscuras, los cuatro deberán dejar de lado antiguas rivalidades y trabajar juntos para resolver las inquietantes pistas que les permitirán salir.

A medida que la prueba avanza, empiezan a aflorar los secretos más sórdidos del equipo, y cada vez es más evidente que los cuatro tendrán que pagar un precio muy alto por sus siniestras maniobras para conseguir el éxito profesional. Los ánimos empiezan a flaquear y las pistas se vuelven más peligrosas, está claro que la prueba es a vida o muerte.


¿DE QUÉ VA LA NOVELA?

Encerrados nos cuenta dos historias paralelas situadas en momentos temporales diferentes, si bien con los mismos personajes.

La primera trata sobre cuatro empleados de Stanhope e Hijos, una importantísima empresa financiera, que se ven atrapados en un ascensor durante un Escape the room un viernes por la noche. Y no es que sean amigos y hayan decidido quedar… sino que la empresa les ha citado, recalcando que su asistencia es indispensable, con la excusa de generar espíritu de equipo, la típica tontería corporativista.

Sin embargo, la experiencia pronto comienza a parecerse menos a un juego y más a un retorcido plan de secuestro, sobre todo cuando la calefacción del ascensor se ponga en marcha sola y comience a soplar un aire que parece salido del mismísimo desierto del Sahara. Hacinados en el diminuto y asfixiante espacio, los protagonistas pronto se percatarán de que las pistas no parecen conducir a ningún lugar y, para colmo, descubrirán que uno de ellos lleva encima un arma. Si bien, este no es ni de lejos el único secreto que ocultan los cuatro poderosos y despiadados brokers.

¿Quiénes son los personajes, os estaréis preguntando? El equipo financiero en cuestión lo forman Sam, Jules, Sylvie y Vincent, este último el jefe. No tardaremos en darnos cuenta de que todos sobre todo los tres primeros son seres humanos rastreros y egoístas, tan acostumbrados al dinero y al poder que serían capaces de hacer cualquier cosa con tal de seguir en la cresta de la ola. Sometidos a constante presión psicológica, sus vidas transcurren casi por completo entre las cuatro paredes de la empresa o en sus viajes al extranjero para gestionar cruciales operaciones financieras. Son como robots, trabajan hasta 80 o 90 horas semanales, sin apenas tiempo para ver a su familia si es que la tienen, se drogan para ser capaces de soportar las jornadas interminables… y  no se apiadan ante nada ni ante nadie. Personas que matarían por mantener el nivel de vida que poseen, aunque apenas puedan disfrutar de ella. Podría decirse que son yonquis, pero no solo de las drogas que consumen para seguir adelante, sino del propio poder. Se han convertido en adictos a la adrenalina que supone gestionar sumas de dinero tan gigantescas, a la competitividad, a la lucha por obtener las mejores comisiones. Están obsesionados con el dinero y el lujo, así como con mantener una apariencia física intachable a todas horas, incluso aunque en realidad no tengan tiempo de cuidar de sí mismos ni de ir al gimnasio. Por lo menos, no si también pretenden comer y dormir.

Dejando esto de lado, os hablaré asimismo de la segunda trama de la novela, narrada en capítulos aislados que se van intercalando con los del presente. En esta ocasión, nos centraremos en la vida de Sara Hall, una antigua trabajadora de Stanhope e Hijos, cuya historia arranca unas semanas antes de ser contratada por la empresa, varios años antes de la situación que os comentaba en el párrafo anterior. Así, seremos testigos de cómo, tras un largo y duro proceso de selección, Sara entra en el equipo formado por Sam, Jules, Sylvie… y Lucy, una joven retraída pero terriblemente inteligente, que se mantiene apartada de los demás y no participa en sus retorcidos juegos mentales, sus cotilleos ni sus crueles estratagemas para destacar en la empresa. El equipo, como ya comenté antes, está dirigido por Vincent, la primera persona de Stanhope a quien Sara conoció por casualidad, y gracias a la cual halló la oportunidad de entrar en la empresa.

¿Cuál es la relación entre Sara y los demás en el presente, al margen de haber sido compañeros de trabajo? ¿Por qué el nombre “Sara Hall” es una de las pistas del Escape the room? ¿Y qué pasó con Lucy, por qué ni ella ni Sara están también encerrada en el ascensor con el resto del equipo…?

Si deseáis dar respuesta a estos interrogantes, solo tenéis que haceros con esta fascinante novela. ¡Os prometo que no os decepcionará!


¿QUÉ ENCONTRAREMOS EN ENCERRADOS..?

Brokers, Wall Street, Nueva York, altas finanzas, ambición, traiciones, abusos de poder, humillaciones, drogas, infidelidades, gente sin escrúpulos, el concepto del sueño americano…

Me recordó en algunas partes a Cuando desapareciste, de John Marrs. El tema no tiene nada que ver, pero ambas novelas tienen en común el retorcimiento de ciertos personajes, así como las fascinantes partes en las que se nos narra cómo Sara se va abriendo camino en la vida. Por otro lado, la temática de la obra me hizo pensar en las películas En busca de la felicidad, de 2006, y Escape Room, que salió justo el año pasado. En el caso de la primera, por lo difícil que resulta subir peldaños en el durísimo y competitivo mundo de Wall Street; en cuanto a la segunda, obviamente por la trama del juego: gente encerrada en un lugar, tensiones que comienzan a aflorar, secretos escondidos de los personajes…

Por cierto, aunque no la he visto, imagino que también podría traeros reminiscencias de El lobo de Wall Street, sobre todo por la mención a la cocaína que usan muchos brokers para ser capaces de aguantar las durísimas jornadas de trabajo (algunas de hasta 18 horas, según cuentan en la novela), la importancia de las apariencias y el arte de ganar buenas comisiones. Incluso siguiendo en esta línea, ahora pienso en otro filme, en este caso español: El método, dado que engloba dos de los temas base de la novela: una prueba en grupo y la agresiva competitividad de los personajes.

Si sois capaces de elaborar un cóctel con todos estos ingredientes y pedazos de historias, tendréis una idea aproximada de lo que os espera en Encerrados 🙂


PUNTOS POSITIVOS
  • Adictiva hasta niveles que no conocía. Estaba dividida entre querer leer sin parar… e intentar frenarme a mí misma para no terminarla demasiado rápido y quedarme sin mi dosis de droga.
  • No sabía apenas nada del mundo de Wall Street, pero el tema me ha resultado apasionante, algo que jamás habría imaginado.
  • Siguiendo en este último punto, me encantó leer sobre la persecución demencial de las comisiones, la brutalidad de las jornadas de trabajo interminables, el lujo y el poder al que se acostumbran los trabajadores, las ventajas a las que tienen derecho estos últimos por el hecho de formar parte de empresas de este nivel…
  • La descripción del aura de riqueza e influencia que envuelve a los personajes.
  • Las partes que narran el día a día de Sara. Hubiera podido seguir leyendo sobre su vida mil páginas más, los capítulos que van sobre ella son lo mejor de la novela.
  • Me fascinó la inteligencia de los personajes, sobre todo en el caso de Sara y Lucy.
  • La novela me hizo reflexionar sobre cuáles son las prioridades en la vida de cada persona, así cómo el concepto de la ambición y del dinero.
PUNTOS NEGATIVOS
  • Hay detalles muy fantasiosos, casi de ciencia ficción, en relación a las capacidades de cierto personaje.
  • Siguiendo en este último punto, algunos comportamientos se me antojaron difíciles de creer, por mucha tensión psicológica que sufran los trabajadores de Bolsa o la gente acostumbrada a gestionar finanzas de alto nivel.
  • Me hubiera gustado más profundidad psicológica en los protagonistas. Sara Hall, el personaje principal, se me antojó un poco de cartón piedra en ocasiones, pese a la extensa parte de la novela dedicada a ella.
  • Siguiendo en este último punto, no me “tragué” o no entendí ciertos eventos en la vida de Sara ni su forma de reaccionar. Tampoco respecto a algunos de los otros personajes, lo cual refuerza mi teoría de que falta trabajo a la hora de desarrollar los rasgos psicológicos de cada uno.
  • Opino que se podría haber sacado mucho más jugo de la parte sobre el Escape the room. La vi un poco sosa, le falta más interés bajo mi punto de vista, y la trama avanza un poco demasiado lenta en estas partes.

CONCLUSIÓN

Como nota final, puntúo Encerrados con un 9 sobre 10: pese a que, como casi todas las novelas, esta cuenta con algunos defectos, se ven ridículos en comparación con la enorme cantidad de aspectos positivos que tiene la historia.

Como ya os he comentado, la trama me enganchó hasta niveles insospechados, y la forma de describirlo todo el aspecto físico de los personajes, la ciudad de Nueva York, el día a día de un agente de bolsa me maravilló hasta tal punto que ardo en deseos de leer más novelas de Megan Goldin. Es por ello que, sean cuáles sean vuestros intereses e incluso si, como yo, sois más bien alérgicos al mundo de las finanzas, os garantizo que con esta novela disfrutaréis de lo lindo.

 

A N T E S   D E    M A R C H A R O S …

¿Vosotros también habéis leído este libro? ¿Qué pensáis de los Escape room, habéis participado en alguno? ¿Y qué opináis de la gente obsesionada por triunfar a toda costa?

Si os apetece responder a estas preguntas o mencionar cualquier otro aspecto de la novela, dejadme un comentario aquí debajo. Y, como siempre os pido, por favor, no dudéis en darle al Like si os ha gustado esta reseña 🙂

 

2 comentarios en “Encerrados (Megan Goldin)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s