La chica a la que no supiste amar (Marta Robles)

Tras descubrir por primera a Marta Robles y a su personaje, el detective Roures, gracias a la magnífica novela A menos de cinco centímetros (que reseñé en el blog, como podréis ver haciendo click en el título), me emocioné en extremo al enterarme de que había publicado otras dos asimismo basadas en los casos del detective: La mala suerte, que leí hace unas semanas, y La chica a la que no supiste amar.

Es esta última de la que pretendo hablaros hoy, pues me ha marcado más que la otra.

¿Comenzamos? 🙂


El detective Tony Roures, cínico y sentimental, recibe de madrugada la visita de un viejo amigo, Alberto Llorens, un fotógrafo al que creía felizmente casado con una rica empresaria de Castellón. La triste realidad, según le cuenta, es que tiene problemas conyugales y se ha convertido en un asiduo del club de alterne más famoso de todo el Levante español.

Allí conoció a Blessing, una joven nigeriana, atada a una organización de trata por la deuda del viaje y un ritual de vudú. Tras ser chapuceramente operada de un cáncer de mama, se convierte en «mercancía estropeada» y es asesinada. Es entonces cuando Llorens recibe amenazas y, asustado, busca a Roures. Este comienza una peligrosa investigación que revelará una trama criminal de trata de mujeres de inusitada crueldad.


¿DE QUÉ VA LA NOVELA?

La chica a la que no supiste amar nos introduce en el despiadado mundo de la trata de mujeres, centrándose sobre todo en el particular caso de las nigerianas. Este es ya el tercer libro de Marta Robles sobre el detective Roures, cuya primera entrega ya reseñé en el blog, como os comentaba más arriba.

En esta ocasión, Roures recibe la intempestiva visita de un viejo amigo de sus tiempos como reportero, Alberto Llorens, quien le cuenta una desconcertante historia que involucra prostitutas, proxenetas y rituales vudú.

Llorens un hombre a quien Roures creía casado con el amor de su vida, y que en su día estaba totalmente en contra de la prostitución le confiesa que su matrimonio lleva tiempo haciendo aguas, y que el constante rechazo de su mujer acabó provocando que comenzara a frecuentar prostíbulos. Y no solo eso sino que, para colmo, se enamoró de la prostituta en cuestión. Se trata de Blessing, una pobre mujer de apenas veinte años quien, tras pasar por una espantosa operación de cancer de mamá, realizada por un incompetente médico clandestino, fue asesinada en circunstancias cuanto menos sospechosas. El mayor problema de Llorens en el presente es que los proxenetas de la chica se la tienen jurada, pues piensan que fue él quien la mató y que, por tanto, le corresponde saldar la deuda que Blessing tenía con ellos.

Es en esta desesperada situación en la cual el ex reportero implora a su amigo Roures que le ayude a librarse de ellos. ¿Cómo? Demostrando que no fue él quien la mató… aunque para hacerlo, el detective tenga que meterse en la boca del lobo.

Mientras Llorens y su mujer sufren los estragos de rituales de vudú cada vez más extremos, Roures deberá resolver el misterio de la muerte de Blessing en una cursa a contrarreloj, distraído por sus propias complicadas circunstancias. Y es que el detective, que pasa ya de los sesenta, se ha enamorado como un quinceañero de una jueza bastante más joven, Carlota Aguado: una mujer magnética y desconcertante, con la que mantiene  una relación inestable que no sabe cómo catalogar. Por si fuera poco, el modo en que su viejo amigo ha cambiado le tiene confundido, y las circunstancias del caso presentan lagunas incomprensibles que no sabe cómo rellenar.

A caballo entre Madrid ciudad en que reside y Benicássim en cuyo prostíbulo más famoso trabajaba Blessing, Roures se desvivirá por desenmarañar la retorcida madeja de hechos que derivaron en la muerte de la joven nigeriana, tratando de mantener la cabeza fría, mientras la atroz realidad en que Blessing y otras muchas mujeres viven sacuda sus propias creencias y recuerdos con la violencia de un tornado.


¿QUÉ ENCONTRAREMOS EN LA CHICA A LA QUE NO SUPISTE AMAR...?

Prostitución, trata de mujeres, proxenetas, infidelidades, crueldad, asesinatos, vudú, cultura nigeriana, criminales, cáncer… y muchas referencias musicales.

Si habéis leído antes a Marta Robles, reconoceréis algunos de los temas que suele tratar, y que la autora a menudo utiliza para realizar una crítica social bastante elocuente. Es difícil comparar sus tramas y su estilo con los de otros, por ello, en esta ocasión os diré simplemente que metáis los ingredientes antes mencionados en un coctelera si deseáis haceros una idea aproximada de lo que os aguarda en esta novela.

Me permitiré una pequeña licencia, no obstante, y es que en algunos aspectos (aunque la temática no tenga absolutamente nada que ver), el clima inquietante del vudú me recordó a La cara norte del corazón, si bien el que se menciona en esta última novela proviene de Nueva Orleans y no de Nigeria. Las reminiscencias no vienen únicamente por el tema esotérico sino por la denuncia social. Y es que, del mismo modo que en La chica que no supiste amar, Robles critica duramente el pasotismo de la sociedad ante el asunto de la prostitución, en la otra, Dolores Redondo aprovechó para atacar la gestión del gobierno americano durante la catástrofe del huracán Katrina.


PUNTOS POSITIVOS
  •  La historia te atrapa enseguida, aun más si ya conoces al detective Roures y sabes lo que te espera (diálogos internos que invitan a la reflexión, una canción para cada momento…)
  • Me resultó fascinante descubrir aspectos de la cultura nigeriana, especialmente la fuerte creencia en componentes mágicos, amuletos y rituales.
  • Aprender sobre el cruel mundo de la prostitución, pese a su dureza. Meterse en la mente de las prostitutas, sobre todo las nigerianas que deben pagar deudas que jamás lograrán saldar, vivir su miedo y su esperanza… Como he dicho, muy duro, pero no por ello menos atrayente para el lector.
  • Las constantes referencias musicales que va dejando caer Roures. Si bien no comparto su gusto musical, me encanta cuando una novela dispone de su propia banda sonora.
  • A pesar de que en cierto momento ya me lo vi venir, hay un giro argumental bastante sugestivo hacia la mitad de la novela.
  • Las detalladas descripciones, tanto de personas como todos los pueblos o ciudades que aparecen, los detalles culturales aportados… son ingredientes comunes a todas las novelas de Robles de los que nunca podría cansarme.
PUNTOS NEGATIVOS
  • La trama se me antojó menos atrayente que la del primer libro de la autora.
  • Algunos detalles son un poco inverosímiles, sobre todo respecto a la credulidad de Roures y lo disperso que se le ve en esta novela, por muchos motivos que haya, y me baso en la personalidad del personaje que ya conocemos por los otros libros.
  • Odio al personaje de la jueza. Las escenas en las que sale me repelen. Me gustaría que la autora eliminara por completo este personaje de la vida de Roures.
  • Algunas partes se me hicieron desagradables por su crueldad, sobre todo las escenas del post-operatorio de Blessing, aunque entiendo que fueran necesarias para transmitir a los lectores la profunda angustia de la joven.

CONCLUSIÓN

Como nota final, puntúo esta obra con un 8 sobre 10: pese a ser un poco menos interesante que la primera que leí de la autora, sigue siendo una novela negra de las buenas, con una labor de documentación maestra y un uso del lenguaje excelente.

Hayáis leído ya sus predecesoras o no, os recomiendo sin duda La chica a la que no supiste amar, aunque si me permitís un consejo, sería mejor que empezaráis por la primera. Si bien, insisto, no es necesario para comprender el desarrollo de la trama, pues las novelas son independientes entre sí, es posible que leerlas en desorden os chafe algunos detalles sobre la biografía de los personajes.

Si os ha gustado mi reseña y os apetece leer las primeras páginas de la obra para terminar de convenceros, podéis hacerlo siguiente ESTE ENLACE.

 

A N T E S   D E    M A R C H A R O S …

¿Alguno de vosotros ha leído La chica que no supiste amar? ¿Qué opináis del detective Roures? Los temas duros como la prostitución y el maltrato de mujeres, ¿os tiran para atrás a la hora de leer un libro o más bien os convencen de ello, por la denuncia social que implican?

Espero vuestros comentarios aquí debajo y, como siempre, si os ha gustado esta reseña, no olvidéis darle al Like: es la única forma que tengo de saber que mi contenido os interesa. ¡Gracias! 🙂

2 comentarios en “La chica a la que no supiste amar (Marta Robles)

  1. Muy buena reseña, como siempre!! Seguramente la leeré porque me gustó mucho “A menos de cinco centímetros” y me parece un tipo interesante el detective Roures. Muchas gracias por la recomendación, nunca fallas 😊😊

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s