Cielo infinito – El piso mil 3 (Katharine McGee)

Hace alrededor de dos años, descubrí la primera entrega de esta saga futurista, El piso mil, cuya reseña dejé en el blog por aquel entonces (haced click en el título para leerla)

No hace mucho me enteré de que había salido la tercera parte, y lo curioso es que apenas recordaba la segunda (Vértigo) si bien me consta que la leí inmediatamente después de la primera, aunque en este caso en inglés, dado que aún no había sido traducida al español. Al darme cuenta de que, de hecho, tampoco recordaba gran cosa de la primera (¿me estaré haciendo vieja?), decidí releerme las dos primeras partes antes de pasar a la tercera y última.

¿Queréis saber qué me ha parecido el final de la saga…?

Antes de nada, dejad que os muestre la portada y el argumento, que es más bien escueto:


Bienvenidos de nuevo a la ciudad de Nueva York, en el año 2119. En la glamurosa supertorre de mil plantas que se alza en el corazón de Manhattan, millones de personas llevan una vida en la que los escándalos son los protagonistas. Leda, Watt, Rylin, Avery y Calliope pugnan por evitar que salgan a la luz sus mayores secretos, que amenazan con destruirlo todo y empujar sus idílicas existencias al vacío.


¿DE QUÉ VA LA NOVELA?

Como ya he dicho, Cielo infinito es la última entrega de la saga futurista que comenzó en El piso mil, donde se nos cuentan las peripecias de un grupo de adolescentes que residen en una torre de mil pisos en la ciudad de Nueva York. La gracia es que la acción se sitúa en el año 2119, así que como cabría esperar, en el mundo ha habido muchos avances sorprendentes.

En esta tercera y última parte, nos reencontraremos con los personajes de siempre: Avery, Atlas, Cord, Leda, Rylin, Watt… entre otros. Los capítulos nos vendrán una vez más narrados desde la perspectiva de algunos de ellos (no todos), si bien en tercera persona, y contaremos de nuevo con la intervención de Calliope, personaje que apareció ya en la segunda parte para unirse de forma permanente al elenco.

Es difícil explicaros de qué va esta última parte sin chafaros las otras dos, así que os recomiendo que no leáis a partir de aquí si tenéis intención de comenzar la saga desde el principio. Considerad esto como un AVISO OFICIAL DE SPOILER. Aun así, evitaré mencionar un exceso de detalles por si acaso decidís seguir adelante o lo veis sin querer.

Tras los desgraciados eventos que tuvieron lugar en la primera y segunda parte, el grupo formado por Avery, Leda, Watt y Rylin tiene mucho que temer. Y es que se acaban de enterar de que la novia de cierta amiga suya (que falleció en la primera entrega) ha aparecido también muerta, o mejor dicho… asesinada. Se trata de Mariel, una chica de baja clase social residente en la planta 32, y que en vida estaba al corriente de los secretos más oscuros de los cuatro jóvenes: cosas que nadie o casi nadie conoce sobre ellos, y que ya sabréis si leisteis la primera entrega.

A lo largo de la novela, iremos viendo cómo los protagonistas tratan de averiguar lo que la policía sabe sobre ellos, mientras al mismo tiempo sufren por los problemas habituales en las vidas de cualquier adolescente, sea del presente o del futuro: rupturas amorosas, relaciones complicadas con los padres, inseguridad y falta de autoestima, soledad, problemas con las drogas y/o el alcohol, dudas respecto a los estudios y al futuro, desesperación por descubrir su propia identidad y un largo etcétera. Algunos de ellos temen no lograr entrar en la universidad de sus sueños, unos detestan que la gente les admire y les considere perfectos por su aspecto, mientras que otros sufren graves carencias de amor propio y atención… Muchos no saben lo que quieren en realidad en la vida, otros lo tienen demasiado claro, pero las circunstancias actuales se lo impiden…

Por supuesto, en la novela no todo son problemas “normales”, y es que algunos de los personajes se enfrentan a contratiempos más graves, tales como estafas, homicidio involuntario, incesto y demás melodramas típicos de la saga, que sin duda harán las delicias de los adictos a culebrones de este calibre.

No diré más para no chafaros por completo el argumento, pero creo que con mi descripción ya os habréis hecho una idea, más aún si habéis leído los dos anteriores.


¿QUÉ ENCONTRAREMOS EN CIELO INFINITO...?

Avances tecnólogicos, relaciones tormentosas de todo tipo (tanto amorosas como familiares, y algunas de ellas incluso tóxicas o ilícitas), colegios, universidades, rencores, secretos, adicciones, crímenes, problemas adolescentes…

Como ya comenté en su día en, imaginaos un híbrido entre la serie Gossip Girl y cualquier culebrón lleno de secretos, traiciones y mentiras… solo que ambientado en el futuro, y os haréis una idea bastante aproximada de esta saga de libros.

Lo cierto es que al final, los avances tecnológicos (algunos muy exagerados) son lo de menos, pues la novela se centra más en las relaciones amorosos y la psicología de los personajes que en los detalles futuristas en sí.


PUNTOS POSITIVOS
  • Engancha bastante, como cualquier culebrón televisivo.
  • Se hace divertido leer sobre los avances tecnólogicos e imaginar un mundo donde la gente se comunica a través de lentillas, se desplaza en vehículos volantes y es capaz de implantarse cuants en el cerebro (aunque sea ilegal).
  • Las descripciones (de los edificios, la ropa, el aspecto de los personajes) son profusas y detalladas, algo que siempre aprecio en una novela.
  • Cord es mi personaje preferido, uno de los pocos que no me terminó enfureciendo o decepcionando.
  • Me sorprendió de forma positiva cómo Leda pasó de ser el personaje que más odiaba en el primer libro a convertirse en mi preferida dentro de las chicas.
  • Aunque la novela presente un exceso de patetismo y conflicto fácil, la evolución psicológica de los personajes resulta interesante y sobre todo verosímil, otro detalle positivo para mí.
  • Como cierre de la saga está bastante bien, me gustó mucho más que la segunda, que se me hizo tediosa y desesperante.
PUNTOS NEGATIVOS
  • Es demasiado melodramática. La trama encierra un exceso de emociones violentas y cambios drásticos en las relaciones entre los personajes (ahora se quieren, dos segundos después se odian, al momento siguiente se reconcilian, luego se apuñalan por la espalda, etc.) que resulta francamente agotadores.
  • Ya lo he comentado varias veces, pero muchos de los supuestos avances futuristas son tremendamente exagerados, más próximos a la magia que a la tecnología.
  • Odio al personaje de Calliope. Durante la lectura de Vértigo me hice ilusiones de que al final desapareciera, pero por desgracia no sucede así y tenemos que volver a soportarla en Cielo infinito.
  • Siguiendo con el último punto, en realidad casi todos los personajes terminan volviéndose odiosos por sus constantes decisiones estúpidas. Sobre todo los femeninos.
  • Es predecible en el sentido de que llega un punto en que el lector se imagina que ninguna de las relaciones amorosas de los personajes o atisbo de felicidad durará demasiado. Se hace cansino la constante búsqueda de conflicto o discordia por parte de la autora.
  • Me habría gustado que el final fuera algo más positivo, aunque viendo la adicción casi patológica de Katharine McGee por la tragedia, tal vez era de esperar. En cualquier caso, habría apreciado que confirmaran el destino de varios personajes en concreto, pero supongo que la escritora prefirió dejarlo abierto a la imaginación del lector.

CONCLUSIÓN

Como nota final, puntúo esta obra con un 7 sobre 10: es mejor que la primera entrega, pero no lo suficiente para incluirla en mi sección de Libros recomendados, a menos que de verdad adoréis las historietas adolescentes de este tipo.

Si, por el contrario, os consideráis amantes de la ciencia ficción y el futurismo de calidad, o por las relaciones humanas con cierto nivel de madurez, no os recomiendo esta saga.

Como ya mencioné antes, al final poco importan los inventos modernos que aparecen, si los protagonistas viajan en coche o en aerodeslizadores, si viven en ciudades normales o si residen en torres de mil pisos, si las inteligencias artificiales existen o no… pues en la novela todo se reduce a las emociones extremas y a la persecución del drama constante, cuanto más chocante y desgarrador, mejor.

 

 

A N T E S   D E    M A R C H A R O S …

¿Alguno de vosotros ha leído esta saga? ¿Os recuerda a alguna otra saga distópica o pensáis como yo que el tema central es más el amor y las relaciones humanas que el futurismo?

Espero vuestros comentarios aquí debajo y, como siempre, si os ha gustado esta reseña, no olvidéis darle al Like. ¡Gracias! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s