Girl in translation (Jean Kwok)

Quizá os sorprenderá el título en inglés, pero he decidido utilizar la versión original del mismo para no confundiros con mi anterior reseña. Y es que, curiosamente, he leído dos libros seguidos con casi el mismo título. Hace unos días, os dejaba con la crítica de El silencio de nuestras palabras, de Simona Sparaco, y nada más terminarlo, me leí el que me dispongo a reseñaros a continuación, titulado El silencio de LAS palabras.

¿Una coincidencia? ¡No, claro que no! Lo que sucedió fue que, al buscar por Internet más información del primero tras verlo anunciado por Instagram, topé de casualidad con el segundo, y solo al abrir la página en la cual hablaban de él me di cuenta de que la autora era distinta (Jean Kwok) y que el título tenía una ligera variante al usar el artículo en lugar del adjetivo. El argumento me gustó tanto que decidí leerlo inmediatamente después del otro, ¡y lo curioso es que me ha gustado muchísimo más!

En cualquier caso, me dejo de rollos y paso directamente a la reseña.

¡Luces, cámaras… acción! 🙂


Ediciones Maeva - Evasión - El silencio de las palabras

Tras la muerte de su padre, Kim Chank deja Honk Kong con once años para trasladarse junto a su madre a Nueva York. Ahí tendrá que integrarse a una lengua y cultura nuevas, donde sus expectativas chocan frontalmente con la realidad.

Al iniciar la escuela en esta ciudad tan apasionante como hostil, le cuesta mucho seguir las clases porque apenas conoce el idioma. Acostumbrada a ser una brillante estudiante, empieza a faltar al colegio. Por si fuera poco, el piso donde les ha tocado vivir es un lugar insalubre lleno de cucarachas y sin calefacción, y por las tardes tiene que trabajar en el mismo taller de confección que su madre, donde sus tíos las explotan sin miramientos. En la fábrica conoce a Matt, un chico que no tardará en convertirse en un fiel amigo y por quien sentirá un creciente amor, que tendrá que ocultar.

En medio de dos mundos que no se tocan, Kim aprenderá a saltar de un lado al otro del abismo para poder sobrevivir y evitar así el duro destino que les ha tocado vivir a ella y a su madre.


¿DE QUÉ VA LA NOVELA?

El silencio de las palabras nos relata la historia de Kim, una niña china que se muda a Estados Unidos tras la muerte de su padre. Su madre, convencida de que su hermana, la tía de la pequeña, las ayudará en todo lo posible, afronta el viaje con ilusión y valentía.

Sin embargo, el panorama con el que se encuentran al llegar al país de los sueños y las oportunidades es muy distinto al que ambas imaginaban: el repugnante piso en el que van a vivir está en una de las peores zonas de Nueva York, en un edificio prácticamente abandonado y lleno de alimañas, suciedad y ventanas rotas; el empleo en la fábrica, dirigida por el cuñado de la madre y tío de la pequeña, se acerca más a la esclavitud que a un trabajo digno; las relaciones sociales de Kim en la escuela se ven constantemente obstaculizadas por la extrema severidad de su madre, así como por su propia vergüenza a reconocer la situación en la que vive ante sus compañeros…

Ateridas en invierno y asfixiadas de calor en verano, Kim y su madre lucharán con uñas y dientes por sobrevivir, soñando con el día en que hayan finiquitado la deuda que contrajeron al mudarse a EE.UU, ingenuas y confiadas al pensar que es cuestión de días o semanas que su familia les encuentre un nuevo piso en condiciones para mudarse.

Sin embargo, los días van pasando, convirtiéndose en semanas, meses e inclusos años… y eso nunca sucede.

Pese a todas estas dificultades, así como las diferencias culturales y su escaso tiempo libre al verse obligada a ayudar a su madre en la fábrica, Kim se irá abriendo camino poco a poco en su nueva vida como estadounidense. Acostumbrada a enfrentarse a responsabilidades adultas ya desde niña (dado que su madre no domina el inglés), la joven deberá crecer a la fuerza al tiempo que se ve privada de todas las maravillas de las que gozan sus nuevas amistades, tales como juguetes, fiestas, mascotas, actividades extraescolares…

Atrapada en una vida agotadora, marcada por el ritmo demencial de los estudios y el trabajo, sobreviviendo a duras penas en unas condiciones insalubres, Kim contará al menos con algunas alegrías que llenarán de luz y color su apagada existencia: su amistad con una chica del colegio quien en ocasiones la invita a su casa, su lenta pero progresiva mejoría en los estudios…  y Matt, un compatriota al que conocerá en la fábrica, y del que con el paso de los años se acabará enamorando sin remedio.

¿Logrará Kim prosperar en los estudios como lo hacía en China, donde era una de las mejores alumnas? ¿Hallarán ella y su madre el modo de escapar de las garras de su envidiosa y mezquina familia, los culpables de la miserable vida que llevan en América? ¿Superará Kim su falta de autoestima y confianza en sí misma, y confesará algún día sus sentimientos por Matt?

Si os ha gustado mi sinopsis de la historia y deseáis dar respuesta a estas preguntas, solo tenéis que haceros con la novela y comenzar a leer 🙂


¿QUÉ ENCONTRAREMOS EN EL SILENCIO DE LAS PALABRAS..?

Relaciones familiares, explotación laboral, problemas de comunicación, dificultades para encajar, problemas adolescentes, envidia, mentiras, infancias rotas, amores imposibles…

Es difícil comparar este libro con otros, pero en cierto modo, me recordó a Las cenizas de Ángela, aunque mucho menos brutal y en este caso, con una protagonista femenina.


PUNTOS POSITIVOS
  • Engancha desde la primera frase.
  • Me encanta la forma de narrar de la escritora, su facilidad para hacernos sentir en su propia piel y transmitirnos cómo se siente.
  • Me pareció muy interesante que tradujeran de forma literal todas las expresiones chinas y a continuación explicasen su significado.
  • Me encantó aprender sobre el pensamiento y la cultura oriental. Conocer las creencias de Kimberly y su madre, los dioses a los que rezan y realizan ofrendas, sus supersticiones, su manera de actuar, tan distinta a la de los norteamericanos…
  • Siguiendo en este último punto, me fascinó ver el mundo occidental desde los ojos de Kim, su incomprensión ante el modo de comportarse de sus compañeros en  muchos momentos, sus torpezas sociales (y aún más las de su madre), el modo de dejar en cursiva todas las palabras que no entiende…
  • Los personajes están bien trazados y resultan creíbles. Tal vez reforzado por el hecho de que la novela sea autobiográfica.
  • La protagonista, Kim, se hace querer enseguida por su valentía y su entereza ante la vida que le ha tocado vivir, incluso a pesar de sus rarezas y su carácter retraído.
PUNTOS NEGATIVOS
  • Me hubiera gustado que el personaje de Matt se desarrollase un poco más. Sobre todo, conocer más de su personalidad y que tuviera más presencia en el libro, ver más diálogos e interacciones con la protagonista, etc.
  • La madre de Kim no me cayó demasiado bien. Quizá la propia cultura china y la educación recibida desde niña impidan que la mujer sea de otro modo, pero me quedé con las ganas de verla plantar cara a su familia y tener más agallas, ni que fuera por proteger a su hija.
  • El desenlace no terminó de gustarme. Siendo una obra autobiográfica, me pregunto si la autora se ciñó lo máximo posible a la realidad o si se inventó todo lo que sucede al final. En cualquier caso, admito que resulta verosímil… pero se me antojó triste y ensombreció mi visión general del libro.
  • Esto no es culpa de la autora sino de los traductores: el título en español es espantoso. Me hubiera gustado mucho más que lo tradujeran literalmente del inglés Girl in translation o incluso que lo dejaran tal cual (por el juego de palabras entre las acepciones de translation como traslado y traducción), en lugar de ponerle otro título inventado.

CONCLUSIÓN

Como nota final, puntúo este libro con un 8 sobre 10: tal vez no sea una novela memorable, pero me pareció original y muy adictiva. Se lee rápido pese a sus casi 300 páginas, y estoy convencida de que disfrutaréis de cada una de ellas, incluso si el final os decepciona un poco como a mí. De hecho, me gustó tanto el modo de narrar de la autora que investigué sobre sus otras novelas, pero por desgracia, no han sido traducidas al español, con lo cual no descarto leérmelas en inglés.

Si os gustan las obras basadas en hechos reales, sobre todo si implican diferencias culturales y problemas de adaptación, con ingredientes como el paso por la adolescencia, el descubrimiento del amor, el sexo y la amistad… estoy convencida de que os gustará Girl in translation. Yo, por lo menos, os la recomiendo de corazón 🙂

 

¿Alguno de vosotros ha leído esta novela? ¿Os gustó el personaje de Kimberly? ¿Qué opináis de su madre y de su ruin tía? ¿Os interesan los libros sobre vidas dramáticas y/o choques culturales?

Espero vuestros comentarios y, como siempre, si habéis disfrutado con mi reseña, por favor dadle al Me gusta aquí debajo. ¡Gracias! 🙂

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s